‘Malcolm & Marie’, un vaivén de emociones maritales

Publicado por: Adrián Ruiz
Malcolm & Marie

Hace relativamente unos días Netflix estrenó lo nuevo de Sam Levinson, autor de la aclamada serie ‘Euphoria’. Se trata de una película singular donde repite trabajo con Zendaya y añade a su escaso reparto a John David Washington (‘Tenet‘), los dos únicos actores que aparecen en toda la cinta.

Rodada en blanco y negro, con solo dos personajes y en un único escenario, ‘Malcolm & Marie’ se ha convertido en una de las sorpresas de la temporada con una propuesta arriesgada e interesante.

Se trata de la tercera película de Levinson quien anteriormente ya nos dejó ‘Another Happy Day‘ y ‘Nación Salvaje‘, justo antes de embarcarse en su mayor proyecto, ‘Euphoria’. Ahora repite colaboración con Zendaya en una cinta todavía más íntima, pero con cierta esencia al mismo trabajo que realizaron los dos juntos.

La intimidad de una relación

‘Malcolm & Marie’ nos presenta a un director de cine y su novia justo a la vuelta del estreno de su nueva película. Al poco de llegar él notará algo en la actitud de ella que desencadenará una discusión y sacará a relucir todos los problemas derivados de la falta de diálogo. Una relación que será puesta a prueba.

Malcolm & Marie

En este sentido la mayor virtud de la película es un guion brillante y una actuación sólida que consigue plasma la naturaleza de una relación caótica pero al mismo tiempo muy corriente. ‘Malcolm & Marie’ tiene el poder de plasmar situaciones en la que vernos reflejados, y en cierto modo sentirnos identificados por completo.

Como una montaña rusa de emociones, acompañaremos a los personajes en una conversación que por momentos derivará en discusión y pondrá sobre la mesa trapos sucios y la evidente falta de comunicación entre ambos. Nos mostrará la complejidad de las relaciones, y con absoluto realismo veremos el desequilibrio emocional que puede surgir por una simple falta de sintonía.

Pero las discusiones de pareja no lo son todo y la película también brilla por unos discursos deslumbrantes. Desde una férrea crítica al periodismo y el modo en que este trata al cine buscando siempre un pretexto político-social, al tremendo puntapié de una mujer resquebrajada y de la falta de gratitud por su imponente influencia. De un modo similar a ‘Historias de un matrimonio’, Zendaya y John David Washington tienen cada uno su momento estelar que combina un diálogo electrizante con una interpretación tremendamente sólida.

Zendaya destaca, por supuesto, su simple presencia se erige imponente en toda la cinta, pero a medida que esta transcurre vemos como sus defensas se van derruyendo para descubrirnos una persona dolida, revelando la gran magnitud de una actuación redonda. John David Washington por su parte interpreta con ahínco a un cineasta engreído pero igual de brillante: su energía se transmite, es capaz de llegar hasta nosotros y lograr que nos quedemos exhaustos.

Malcolm & Marie

‘Malcolm & Marie’ es un ejercicio interesante que realmente no tiene mucho que ofrecer más allá de una intensa conversación de una hora y tres cuartos. Su fotografía es notable y en cierto modo el blanco y negro es un acierto que enfatiza la ambientación dramática. Entre ratos se deja oír un buen repertorio de canciones variadas que van desde James Brown, pasando por Outkast y John Coltrane, entre otros.

Si hemos de destacar algo por encima del guion sin duda nos quedamos con la química que transmiten ambos actores. Zendaya y John David Washington son como uña y carne al mismo tiempo que son como aceite y agua. Y ahí es donde reside el verdadero talento entre ambos: el poder de encajar con su opuesto y plasmarlo ante la cámara. Realmente parecen hechos el uno para el otro en unos papeles escritos a medida.

¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *