Reseña de ‘Yellowstone’: un maravilloso western contemporáneo protagonizado por Kevin Costner

Publicado por: Adrián Ruiz
Yellowstone

En ‘Sicario’ tenemos a una mujer tratando de encontrar justicia en un mundo injusto, en ‘Comanchería‘ a dos hermanos que roban bancos para sobrevivir en medio de una economía en crisis., y en ‘Aquellos que desean mi muerte‘ a una Angelina Jolie atormentada por no poder impedir la muerte de unos niños inocentes. De alguna manera, ‘Yellowstone’ sigue la misma línea encarnando los mejores atributos de Taylor Sheridan como escritor: personajes muy desarrollados que nos preparan para una historia cruda y violenta.

Relacionado: ‘Wind River’: el debut de Taylor Sheridan

Ya hemos hablado de Sheridan bastantes veces, no es ningún secreto que es uno de nuestros guionistas y directores favoritos, así que no podía faltar una reseña de su debut como showrunner, ‘Yellowstone’, una serie que nos trae lo mejor de dos grandes talentos de la industria: Sheridan y Kevin Costner.

Un western de vaqueros en la actualidad

En ‘Yellowstone’, Kevin Costner interpreta a John Dutton, un rico vaquero que posee el rancho de ganado más grande de los Estados Unidos. Viudo y padre de cuatro hijos, su riqueza no le impide ser un hombre humilde de pueblo, mientras que entre sus hijos reina el conflicto. Al mismo tiempo la familia deberá hacer frente contra una reserva india y el Gobierno federal de Estados Unidos, que intentan hacerse con el rancho de los Dutton.

Yellowstone

A pesar de lo que pudiera parecer una familia pacífica dedicada a una profesión noble, los Dutton están acorralados por todaos lados, pues no solo la reserva india y el Gobierno federal van a por ellos: un pueblo vecino se está expandiendo y quiere edificar sobre el terreno. Por otro lado cierto multimillonario indígena americano, dueño de una cadena de casinos, se la tiene jurada a John Dutton y también va a por ellos. Con este escenario a la familia no le queda otra que defenderse con sus propios recursos.

Pero una cosa queda muy clara desde el comienzo: John Dutton no está dispuesto a ceder ni un centímetro de sus tierras sin luchar primero. Para su suerte cuenta con un montón de dinero, muchas influencias, unos hijos igual de testarudos que él, y lo mejor de todo, la actitud clásica de un auténtico vaquero. Entre sus hijos tenemos a Jamie (Wes Bentley), Beth (Kelly Reilly), Cory (Luke Grimes) y Lee (Dave Annable), cada uno con sus problemas y defectos personales.

Aunque los hijos de Dutton al comienzo desanimarán a cualquiera por sus malos hábitos y un aura excesivamente desesperada y oscura, aunque con el paso de los capítulos esa actitud la acabaremos comprendiendo. A medida que la historia se va ampliando y nos vamos adentrando en la verdadera naturaleza de la serie, veremos cada uno de los hijos resulta útil para la narrativa, mientras que la aparición de otros muchos secundarios ayudará a no cansarnos demasiado de un personaje en particular.

Yellowstone

‘Yellowstone’ también logra mantener entretenida a su audiencia con una buena dosis que combina acción y drama, cortesía de la propia firma de Sheridan. Gran parte del drama recae sobre el pequeño Cory, quien huye de la familia y le niega a su padre relacionarse con su preciado nieto. Pero hay que advertir que no estamos ante una serie de acción destinada a todos los públicos, de hecho, tiende a ser demasiado deprimente y su narración es lenta y pausada, con capítulos de larga duración y tramas que para algunos podrían volverse pesadas. Por otro lado, las personas más sensibles podrían encontrar este show bastante desagradable.

Y ‘Yellowstone’ no es perfecto, para qué negarlo. La acción sin pausa tiene el precio de dejarnos un ritmo errático cuando realmente solo se necesitan unos pocos episodios para que la historia llegue a un punto claro. Con el paso de los episodios sí es cierto que la trama se va estabilizando, a la vez que sus personajes principales encuentran cuál es su sitio. El resto de problemas que podemos encontrar no son tan grandes como para no poder omitirlos, lo cual la convierte en una serie más aceptable, y para amantes del western, indispensable. El mayor aliciente sin duda es la actuación de Kevin Costner como John Dutton, capaz de proporcionarnos escalofríos a lo largo de todo el programa.

¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *