‘Stuart: A Life Backwards’: un tesoro oculto con Tom Hardy y Benedict Cumberbatch

Publicado por: Adrián Ruiz
Stuart: A Life Backwards

Quién diría que alguna vez veríamos a unos jóvenes Tom Hardy y Benedict Cumberbatch compartiendo protagonismo en una maravillosa buddy movie británica. Y quién diría que la película sería extrañamente desconocida para muchos, pese a los dos talentos de los que cuelga.

‘Stuart: A Life Backwards’ es una película para televisión que realizó la BBC en colaboración con HBO allá por el 2007. Se basa en la biografía de mismo nombre de Alenxader Masters sobre su amigo Stuart Clive Shorter, un vagabundo mentalmente inestable al que da vida el mismo Tom Hardy. Cumberbatch por su parte interpreta al propio Alexander.

Una cinta de apenas hora y media que explora una peculiar amistad y el pasado de un hombre atormentado. ‘Stuart: A Life Backwards’ realmente no aspira a mucho, pero cuenta con los ingredientes necesarios para ser fantástica.

La biografía de un vagabundo

La historia nos presenta a un joven escritor que se ganaba la vida trabajando en ayudas sociales, hasta el día que cerraron su albergue por una redada. Aquello dio lugar al primer encuentro de Alexander con Stuart Shorter, un vagabundo con el que inmediatamente iniciaría una amistad de lo más curiosa.

Pese a los prejuicios iniciales y el escepticismo del joven escritor, Alexander acabó sintiendo cierta fascinación y respeto hacia Stuart y le pidió permiso para escribir una biografía sobre su vida. Stuart accede, pero decidió contarle su vida al revés con tal de hacerlo más emocionante.

Stuart: A Life Backwards

Con los primeros minutos ya huele a cine clásico y a cámaras de telefilme al instante, y si no fuera por la presencia de Cumberbatch y Hardy probablemente esta película no causaría tanto respeto. La historia viene con tintes de tragedia y de drama, pero está contada con un simpático toque de humor que hace que todavía sea más conmovedora.

Aunque se podría considerar una buddy movie el verdadero protagonista en todo el relato será siempre Stuart. Con el paso de las escenas iremos conociendo capítulos de su pasado, qué le llevó a delinquir, pero sobre todo qué es lo que hizo que acabara siendo un peligro para sí mismo. Y en este sentido la película no es para nada indulgente: se basa en hechos reales y Stuart Shorter tuvo una vida muy complicada.

Stuart: A Life Backwards

Toda la atención va hacía él y más énfasis gana gracias a una actuación espléndida por parte de Tom Hardy. El actor nos deja una interpretación increíble de un hombre atormentado y con delirios, pero lleno de humor y de sabiduría. Cumberbatch es el que menos brilla de los dos pero sigue brillando con luz propia, y es inevitable ver en esta cinta las primeras pinceladas de lo que después sería el nuevo Sherlock.

En definitiva estamos ante una buena historia, una adaptación calcada de una biografía basada en hechos reales, y una de esas pocas situaciones en la que dos grandes talentos comparten pantalla por primera y única vez en la vida. Ver a Hardy y Cumberbatch de colegeo es algo grandioso, y ojalá podamos volver a verlos juntos.

  • Disponible en HBO
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *