10 cosas que podemos hacer con Xbox One y Xbox Series X|S: desde jugar en PC hasta continuar con nuestras partidas de Xbox 360

Publicado por: Adrián Ruiz
Xbox One

Tanto Xbox One como Xbox Series X|S son consolas que nos ofrecen una variedad de funciones que probablemente muchos no conozcan. Y si acabas de adquirir una de ambas máquinas tal vez estés buscando consejos para exprimir al máximo lo que puedes hacer con ellas.

Microsoft tiene una reputación que le precede cuando hablamos de la marca Xbox, tanto con One como con Series han demostrado un enorme ahínco, trabajo y dedicación. No son solo consolas con un hardware potente listo para ejecutar juegos exigentes, también incluyen una serie de características pequeñas pero no menos importantes, que le dan una importante ventaja frente a otras alternativas que hay en el mercado.

A continuación repasamos alguna de las funciones que podemos encontrar en nuestra Xbox, algunas las cuales puede que no hayas oído hablar nunca y estarás agradecido de descubrirlas, ya que pueden ser funciones muy útiles para ti. Desde jugar a nuestra consola en PC hasta continuar nuestras partidas de Xbox 360, a continuación tienes 10 cosas que podemos hacer con Xbox One y Xbox Series X|S.

Continúa tus partidas de Xbox 360

Catálogo juegos Xbox

Una de las mejores características de Xbox One y Xbox Series X|S es su retrocompatibilidad con Xbox 360, lo cual amplía notablemente su abanico de juegos compatibles. Lo que quizás muchos no sepan es que si en su momento ya jugaste a algunos títulos en la vieja 360, es posible retomar la partida donde lo dejaste en las nuevas consolas.

Lo primero y lo más importante es que tu Xbox 360 estuviera configurada para subir automáticamente sus partidas guardadas a la nube. Si no es el caso es tan fácil como volver a encender tu 360 e ir a Configuración > Sistema > Almacenamiento > Juegos. Una vez aquí seleccionamos qué juegos nos gustaría poder continuar en otra consola, buscamos su última partida guardada, seleccionamos Mover, y le damos a Juegos guardados en la nube. A partir de ahora siempre que juguemos a estos juegos en Xbox One o Xbox Series X|S continuaremos la partida justo donde la dejamos, y además se irá actualizando con nuestro progreso.

Como nota adicional podemos activar el guardado en la nube no solo para todos los juegos de Xbox 360: también para los de One y Series, lo que nos facilitará la transición de una consola a otra en el futuro. Y con motivo del lanzamiento de la nueva generación desde Microsoft empezaron a ofrecer acceso gratuito a la nube con Xbox 360.

Personaliza tu pantalla de inicio

Pantalla Inicio Xbox

La pantalla de inicio de Xbox es bastante simplona y básica, hay que reconocerlo. Pero también ofrece una variedad de opciones para personalizarla a nuestro gusto. Si queremos cambiar el color de nuestro fondo nos vamos a Configuración > Personalización > Mi color y tema y seleccionamos el que más nos guste.

También tenemos la opción de escoger nuestros propios fondos de pantalla, ya sean fotografías personales, el arte del juego que tengamos iniciado, imágenes de Internet o capturas de pantalla de nuestros juegos. Los logros de los juegos suelen desbloquear trabajos artísticos que seguro que te gustarán presumir del logro conseguido cada vez que enciendas tu consola.

Por otro lado tenemos la opción de anclar y reordenar nuestros juegos y aplicaciones de Inicio. Si hay un juego o una aplicación que solemos alternar con cierta frecuencia tal vez te interese anclar este programa para tenerlo siempre a mano. Simplemente debes colocarte encima del programa en cuestión, pulsar el botón Menú (el de las tres barritas), y le damos a Añadir a Inicio.

Por último, si en Inicio pulsamos el botón contrario (el que usamos para realizar capturas) se nos abrirá la pantalla para personalizar inicio. Esto es como un acceso directo a la personalización total de nuestra pantalla de inicio, y aquí podremos escoger qué programas queremos anclar y su orden, junto al resto opciones de personalización.

Usa tu smartphone como mando a distancia

Aplicación oficial Xbox

Si se diera el caso que usas mucho tu Xbox para ver multimedia pero tu televisión no es compatible con HDMI-CEC, o no logras que el mando de tu tele responda adecuadamente, tenemos la alternativa de usar nuestro smartphone como mando a distancia. Lo único que tienes que hacer es descargarte la aplicación oficial de Xbox (iOS, Android), iniciar sesión con tu cuenta, y desde ahí desplegar las opciones de mando remoto darle a iniciar.

Juega a Xbox en tu PC

Xbox SmartGlass

De esto ya hablamos ocasionalmente en nuestro artículo sobre cómo hacer streaming de Xbox Series X|S a un PC sin emuladores Android. En el caso de One ni siquiera es necesario tener tu Xbox cerca para jugar con ella: es posible retransmitir tus partidas a un ordenador con Windows 10 con un simple click.

Para hacerlo (en Xbox One) nos vamos a Configuración > Preferencias y en este apartado nos aseguramos de tener activadas estas dos opciones:

  • Permitir la transmisión de juegos a otros dispositivos
  • En Conexiones SmartGlass: Desde cualquier dispositivo SmartGlass

En nuestro PC instalamos y abrimos la aplicación de Xbox para Windows 10, seleccionamos Conectar en la barra lateral, y una vez encuentre nuestra Xbox la seleccionamos. Ahora podremos jugar a cualquiera de nuestros juegos de Xbox One en nuestro ordenador.

En el caso de Xbox Series X|S es cuestión de tiempo que esta característica llegue al sistema, pero entretanto seguimos teniendo la alternativa de nuestro artículo.

Personaliza tu mando

Configurar mandos de Xbox

Por varias razones es posible que necesites modificar o personalizar tu mando. Y lo mejor es que es posible hacerlo en ambas consolas y que el ajuste que hagamos se guarde en el propio mando.

Para personalizarlo nos vamos a Configuración > Dispositivos y conexiones > Accesorios y aquí veremos todos los accesorios que tengamos conectados a la consola, con el mando inalámbrico el primero. Tendremos opciones desde comprobar todos los botones, asignarle un usuario por defecto, añadirle nuevos perfiles, comprobar la vibración, activar el Copilot, actualizar su firmware, etc.

Retransmite tus partidas en línea

Twitch en Xbox

Si eres de los que les gusta retransmitir tus partidas online, con cualquier Xbox puedes hacer streaming de todos tus juegos directamente en Twitch, con One y Series. En el caso de Series además contamos con soporte para 4K y 60fps.

Simplemente en nuestra consola descargamos la aplicación de Twitch, iniciamos sesión en nuestra cuenta y le damos a Transmitir. Esto hará saltar automáticamente la aplicación de Twitch al lateral derecho de la pantalla y nos permitirá configurar la retransmisión otorgándole un nombre y modificando su configuración. Una vez lo tengamos todo listo podemos comenzar a hacer streaming de lo que estemos haciendo.

Realizar capturas de pantalla y grabar vídeos

Capturas de pantalla de Xbox

Con One X y Series podemos alcanzar gráficos 4K, así que es normal que queramos realizar capturas de grandes momentos de nuestras partidas.

En el caso de Xbox One las capturas se realizan siempre que pulsas el botón central de Xbox y seguidamente darle al botón Y si queremos guardarla o no. En Xbox Series X|S es mucho más sencillo: basta con pulsar una vez el botón de capturas.

Para grabar videos la mecánica es algo similar, en One hemos de tocar dos veces el botón de Xbox y presionar X, en Series mantener pulsado el botón de capturas. En ambos casos nos guardará un vídeo de los últimos 30 segundos de juego, aunque la duración de los clips también es configurable.

Usar un disco duro externo para ampliar el espacio

Seagate

Por si el disco duro de nuestra consola te supiera a poco después de instalar muchos juegos, no tienes por qué desinstalar los que ya no uses para ir haciendo espacio: podemos ampliar la memoria con un disco duro externo, una unidad adicional.

Y es tan sencillo como conectar el disco duro externo a uno de los puertos USB y esperar a que la consola nos avise preguntando si queremos configurar el almacenamiento externo. Una advertencia importante: será necesario formatear la unidad externa antes de poder usarla, así que no guardes en ella nada importante que no quieras perder luego.

Descarga juegos antes de estar disponibles o de haberlos comprado

Pre-instalación de juegos

Microsoft nos permite descargar cualquier juego de su tienda digital aunque no lo hayamos adquirido todavía. Obviamente no podremos acceder a él hasta que paguemos, pero de este modo ya quedará asociado a nuestra biblioteca y tan pronto como desembolsemos el dinero se desbloqueara el acceso.

Esto es tremendamente útil para juegos que aún no han salido a la venta. Con esta opción podemos instalar cualquier juego antes de su lanzamiento y el día que esté disponible no necesitaremos esperar a que se instale: lo tendremos disponible en el momento del pago. De este modo nos ahorramos unos tiempos de descarga frustrantes.

Como nota adicional también se aplica a cualquier juego de Game Pass que vaya a salir pronto y en este caso ni será necesario pagar por nada más si ya tenemos la suscripción. Simplemente pre-descargamos el juego y el día que esté disponible en Game Pass lo tendremos también disponible para jugar.

Escuchar el audio a través de los auriculares

Auriculares oficiales de Xbox

Si quieres jugar y no quieres molestar a otras personas con el ruido de nuestra sesión de juego siempre podemos hacer que el audio del juego nos llegue a través de unos auriculares conectados al mando. Desde la generación más nueva de mandos de Xbox One tenemos mandos con un conector para minijack integrado y es tan fácil como conectar un auricular y listos. En el caso de mandos más antiguos será necesario un adaptador especial.

Y esta función no solo será útil para no molestar a otras personas. Por un lado le sacaremos partido para juegos online con chat de voz integrado si tenemos unos auriculares con micrófono, por otro lado, juegos como ‘The Medium‘ y ‘Hellblade‘ se recomiendan jugarlos con auriculares, ya que aportan mayor inmersividad a la partida.

PD: Conectar un auricular al mando no hará que el sonido deje de salir en la TV, en ese caso será necesario bajar el volumen o ponerla en mute.

Imagen: Unsplash
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *