Análisis de ‘Psychonauts 2’: Tim Schafer sorprende con un derroche de creatividad inconmensurable

Vuelve Razputín Aquato y su séquito de psiconautas.

Psychonauts 2
Publicado por: Adrián Ruiz

Hace dieciséis años apareció ‘Psychonauts’, un divertido y desequilibrado juego de plataformas que debutó por primera vez en PlayStation 2, Xbox y Windows. Contaba con personajes carismáticos y una narración enfatizada, pero sobre todo, con un aspecto visual diferente y peculiar, casi amorfo. Aquella singularidad le valió el reconocimiento de una pieza de culto, pero también la subestimación de un público que ignoró el título por completo.

Ahora Double Fine nos sorprende con una deslumbrante continuación, un derroche de creatividad inconmensurable gracias ‘Psychonauts 2’, otro plataformas de acción que hereda lo mejor de su antecesor y lo amplía a niveles impresionantes. Nuevamente, vuelve a lograr el reconocimiento de ser una pieza de culto.

Adentrándonos en la mente de los demás

Tras un breve (y alocado) resumen de los acontecimientos de ‘Psychonauts’, la historia comienza poco después del primer juego, volviendo a ponernos en la piel de Razputín Aquato, un psiconauta de 10 años que salvó al líder de los Psiconautas, Truman Zanotto, de las garras de neurocirujano Dr. Loboto. En un esfuerzo por descubrir quien es la diabólica persona que contrató al Dr. Loboto para secuestrar a Truman, Raz y el resto de sus compañeros entrarán en la mente de Loboto con el fin de poder encontrar alguna pista. Ese escenario -la mente de Loboto- será la puesta en escena para el jugador, un tutorial introductorio de lo más ingenioso, dinámico y divertido.

Psychonauts 2

A grandes rasgos los primeros compases de ‘Psychonauts 2’ siguen ese ejemplo, de enseñarnos y moldearnos a través de los acontecimientos narrativos. Por ejemplo, Razputín aprenderá de sus propios errores al principio de la aventura, y lo hará a través de una de sus nuevas habilidades, Conexión mental, que nos servirá para conectar los pensamientos de las personas, pero también para alcanzar zonas inaccesibles o atraer enemigos. Básicamente ‘Psychonauts 2’ tiene mucho por enseñarnos, y para hacerlo más fácil y llevadero lo hará constantemente a través de su historia. Y lo hace de manera formidable, cabe señalar.

Los eventos narrativos se entrelazan entre niveles de plataformas y acción vertiginosa. Mientras saltamos, trepamos o exploramos en el interior de la mente de alguien, se dan dos circunstancias que nos llama la atención fácilmente: el profundo y dramático trasfondo del anfitrión, y un diseño de niveles tremendamente audaz, lleno de ingenio y de grandes retos. Cuantos más nos adentramos, más infinito nos parece, y más mecánicas y conceptos nuevos descubrimos.

Psychonauts 2

En ‘Psychonauts 2’ todo funciona en conjunto y logra que se sienta como algo completamente realizado: desde su historia, hasta los enemigos y las mecánicas. El juego está lleno de detalles, tanto, que a veces nos desconcierta cuando intentamos asimilarlo todo. Cuenta con mundos peculiares, vivos y coloridos, que denotan un nivel creativo nunca antes visto en otro videojuego similar.

Un punto a resaltar es que cada nivel viene a tratar temas delicados, como la salud mental, pero lo hace con suma empatía y cariño, rozando el tono de humor adecuado para lograr concienciar sobre ciertos aspectos humanos. En este sentido ‘Psychonauts 2’ consigue calarnos muy hondo y darnos una perspectiva honesta mediante mecanismos ingeniosos que al mismo tiempo nos darán una experiencia divertida.

Psychonauts 2

Si bien este punto puede ser complejo (la interpretación del trasfondo) si no se analiza adecuadamente, igualmente interactuar con el juego no lo es: es realmente satisfactorio y reconfortante jugarlo. Si jugaste a la primera entrega algunas de las habilidades que trae te serán familiares, como la levitación o la psicoquinesis, todas actualizadas y mejoradas para la ocasión. Y, por supuesto, esta entrega añade otras más que iremos desbloqueando a medida que avancemos en la historia.

Dichas habilidades se pueden mejorar subiendo de rango, lo que a su vez se logra recolectando objetos coleccionables distribuidos por todos los niveles. Aun así no es el único modo de subir de rango, a veces con simplemente cumplir tareas o completar niveles subiremos de nivel automáticamente, logrando un progreso bastante natural. Y si eres de los que les gusta completar los juegos al 100%, sin duda ‘Psychonauts 2’ será una experiencia del todo satisfactoria.

En cuanto a los enemigos veremos también una amplía variedad y cada uno representa algo oscuro en la mente de las personas, como el remordimiento, la censura o las dudas. Sus mecánicas de combate vienen enfatizadas según la emoción que representa, y valiéndonos de las distintas habilidades de Razputín, hay un mínimo de estrategia para acabar con cada uno de la forma más adecuada. A veces puede que no demos con la tecla, pero es cuestión de probar y practicar con todo lo que ofrecen los controles.

Psychonauts 2

Probablemente el tema de los controles sea el punto más discordante del juego. Los controles son buenos, directos y sin demasiadas pretensiones, pero la distribución de habilidades se ofrece a través de la clásica rueda seleccionable: podemos asignar hasta cuatro habilidades del árbol a los gatillos superiores. Esto hará que a veces necesitemos seleccionar una habilidad u otra, y aunque cambiarla al momento es sencillo, el hecho de cambiarlas frecuentemente hará que nos desconcertemos en más de una ocasión.

Aun con estas, ‘Psychonauts 2’ es un plataformas gratificante. Promete una duración mínima de 15 horas de media, pero si nos vamos a por el 100% desde luego serán muchas más, alcanzando fácilmente la treintena. Cuenta con un diseño impecable en todas las áreas, desde personajes principales, niveles, escenarios y enemigos, pero sobre todo y cómo ya hemos dicho, con un derroche creativo inconmensurable.

¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *