Seguridad y criptomonedas: cómo gestionar y proteger nuestros Bitcoins y otras monedas virtuales

Publicado por: Adrián Ruiz
Bitcoin

Una de las mayores ventajas de las criptomonedas también puede suponer su principal desventaja: al ser monedas descentralizadas, la seguridad de nuestras criptomonedas recae únicamente en nosotros. A diferencia de cómo pudiera pasar con las monedas de curso legal, véase el euro o el dólar, monedas protegidas y respaldadas por los bancos y el Estado, si pierdes el acceso a tus criptos o alguien accede y sustrae todos tus activos, por mucho que denuncies tus esfuerzos pueden caer en saco roto.

Ejemplos de ello nos los encontramos en casos como el de Stefan Thomas, un hombre que perdió el acceso a sus Bitcoins valorados en 220 millones de dólares, o el de un hombre de Canarias que denunció el robo de 80.000 euros en Bitcoin. Sendos casos, sin una solución posible.

Relacionado: He invertido en Bitcoin y el precio se ha desplomado: consejos y qué hacer cuando vemos una enorme vela roja

Por eso si vas a invertir en Bitcoin, Ether o cualquier otra altcoin es muy importante tomar varias medidas de seguridad primero. Por supuesto en este artículo no vamos a decirte exactamente lo que debes hacer, pues las criptomonedas de cada uno es responsabilidad de cada uno de nosotros, pero sí vamos a darte una serie de consejos y recomendaciones para proteger y gestionar nuestras criptomonedas.

La importancia de un cold wallet

Se llaman así porque son monederos en frío, carteras virtuales para guardar nuestras criptomonedas a buen recaudo. Y su importancia no es poca precisamente después de que se hayan dado bastantes casos de ciberataques a diferentes exchanges, entre ellas Binance: nunca debes usar el monedero de exchanges Coinbase, Binance y derivados como monedero principal. Estos monederos deben usarse única y exclusivamente para transacciones puntuales y a corto plazo, si no tenemos intención de darle uso a nuestras criptos por un largo tiempo, no debemos almacenarlas en un monedero que no sea el nuestro.

Coinbase / Binance

Pero primero de todo, ¿qué es exactamente un cold wallet? Para entender un poco su concepto fijémonos primero en los hot wallets, que son los monederos clásicos y los que suelen emplear las plataformas como Binance: carteras digitales que se ejecutan mediante software. Algunos ejemplos son Electrum y Armony, mientras que en móviles tenemos Trust Wallet. Dichos monederos se conectan directamente con la red de Blockchain y sirven de intermediario entre tu equipo y Blockchain, manteniéndose siempre en línea. Básicamente son un programa de escritorio para gestionar nuestras criptomonedas.

Un cold wallet en cambio es un monedero físico que no se mantiene en línea añadiendo una capa de seguridad adicional. Sobra decir que las criptomonedas nunca se almacenan en el interior de un monedero, sea del tipo que sea: en realidad los monederos son una llave para descifrar el hash que da acceso a nuestras criptomonedas, que se encuentran almacenadas en Blockchain. La importancia del cold wallet es que sin tener acceso físico a él no se puede acceder a nuestras criptomonedas a menos que lo hagamos mediante la semilla de 24 palabras. Y aquí es donde se da algo aún más importante en la seguridad de nuestras criptos: cómo almacenamos las semillas.

La importancia de las semillas

A estas alturas deberíamos saber muy bien qué son las semillas: un conjunto de 12 o 24 palabras al azar que definen la seed phrase (frase semilla). Simplificándolo mucho, viene a ser algo así como 24 contraseñas que dan acceso a nuestras criptomonedas. Estas 24 palabras no son palabras definidas por nosotros, sino palabras definidas aleatoriamente por el estándar BIT39, que cuenta con extensas librerías de palabras en multiples idiomas. Para acceder a nuestras criptomonedas no solo será importante conocer esas 24 palabras que nos toquen: también el formato de cada una e incluso su orden.

Semilla de 34 palabras

La función de una cartera básicamente es la misma: se encarga de memorizar esas 24 palabras -que tendremos que escribir la primera vez- y usarlas para acceder a Blockchain cada vez que queramos hacer gestiones. Por ello es importante que nos decantemos por una cartera física en lugar de una digital. Además, la mayoría de cold wallets permiten añadir capas adicionales de seguridad pudiendo crear un PIN y una contraseña: si alguien te roba la cartera, no la va a servir de nada sin su contraseña.

Pero lo verdaderamente importante son las semillas, que a fin de cuentas son lo que nos dan acceso. Lo más importante es que nunca apuntemos las 24 palabras en un medio digital: ni en correos electrónicos, ni en archivos de texto, ni en fotos. Ni siquiera se recomienda guardarlas en los Mensajes guardados de Telegram. Tampoco recomendamos la brillante idea de guardarlas en un zip cifrado con AES-265. Las semillas, siempre, deben apuntarse con puño y letra.

Trezor y semillas en papel
Un wallet de Trazer con 24 semillas apuntadas en papel. Imagen: Crypto Authority

Por ello mismo muchos cold wallets vienen con tarjetas diseñadas para que apuntemos en ella nuestras 24 palabras, y aquí es donde empieza a recaer en nosotros la seguridad de nuestras criptomonedas: de nosotros depende únicamente dónde y cómo almacenamos estas tarjetas. Aunque pueda parecer absurdo, una de las primeras recomendaciones es adquirir un tarjetero metálico antiincendios para que nuestras semillas estén bien protegidas en caso de desgracia. Y por supuesto podemos optar por no apuntar todas las palabras juntas, sino en tarjetas diferentes, pero recuerda que el orden de las semillas es importante.

Resumiendo, por un lado tenemos un wallet con nuestras semillas almacenadas, por otro lado nuestras semillas en papel como medida de precaución por si perdiéramos el acceso al wallet. Y ahora bien, ¿qué ocurre si perdemos el acceso a nuestro wallet y las semillas?

La importancia de crear un backup

Lo maravilloso de las semillas es que no van ligadas únicamente a una sola cartera: podemos tener más de una. Pero esto solo será útil si lo hacemos cuando aún tenemos acceso a las semillas.

Ledger Nano
Un wallet Ledger Nano. Imagen: Unsplash

Imagina el siguiente escenario: tienes el wallet y las semillas en papel guardadas en el mismo lugar y pierdes el acceso a ambos. Despídete de tus Bitcoins. Pero no es necesario asumir este riesgo si antes de nada realizamos un backup de nuestros wallet, es decir, un wallet secundario. Simplemente adquirimos un segundo wallet, le añadimos nuestras semillas, y lo guardamos en otro lugar de confianza pero lejos del wallet principal y las semillas. Si algún día hemos perdido el acceso a las semillas y el wallet principal no pasa nada, ya que seguiremos teniendo las semillas de acceso en el secundario.

Eso sí, es muy importante transferir inmediatamente todo a una nueva cartera, con tal de volver a tener semillas nuevas en papel y boli. Evidentemente después podremos reutilizar el wallet secundario para eliminar las viejas semillas y añadir las nuevas, teniendo un nuevo backup.

En resumen

  • No uses exchanges como Coinbase y Binance como medio de almacenamiento habitual de tus criptomonedas.
  • Antes de usar una cartera de escritorio (hot wallet) considera usar una cartera física (cold wallet).
  • No almacenes las 24 palabras en medios digitales: siempre en papel y boli.
  • Añade capas de seguridad a tu cartera mediante un PIN y una contraseña.
  • Puedes tener una segunda cartera a modo backup, pero no la guardes en el mismo lugar que las semillas.
  • Si pierdes el acceso a tu cartera principal y las semillas, transfiere todo inmediatamente a una nueva cartera.

Por último y no menos importante, siempre debes asegurarte de que tu ordenador esté libre de cualquier virus y malware antes de usar una cartera física. No recomendamos usarla en dispositivos móviles. Y cuando adquieras una cartera, ya sea Ledger o Trezor, es muy importante que te asegures de adquirirla a través de un vendedor oficial y de validar su autenticidad con los programas oficiales del fabricante. También no está de más que la primera vez te fijes siempre en los puertos de conexión: si ves marcas de desgaste, es que han sido usados por otra persona.

Ledger Nano S, la billetera de hardware más popular: compra, almacena y administra de forma segura Bitcoin, Ethereum y muchas otras monedas

Ledger Nano S, la billetera de hardware más popular: compra, almacena y administra de forma segura Bitcoin, Ethereum y muchas otras monedas

Disponible por 59,00 €
Trezor Model One - Monedero de Hardware de Criptomonedas, el Almacenamiento en Frío Más Confiable para Bitcoin, Ethereum, ERC20 y Más (Negro)

Trezor Model One - Monedero de Hardware de Criptomonedas, el Almacenamiento en Frío Más Confiable para Bitcoin, Ethereum, ERC20 y Más (Negro)

Disponible por 75,00 €
Imagen: Unsplash
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *