‘El juego del calamar’ y una cuenta verificada de Elon Musk: el peligro de las estafas en criptomonedas valoradas en millones de dólares

Publicado por: Adrián Ruiz
El juego de Elon Musk

Noviembre arranca envuelto en dos polémicas relacionadas con las criptomonedas: un escándalo valorado en millones de dólares, y una suplantación de identidad con el fin de estafar a los más incautos. Hablamos de dos historias paralelas con nula relación, pero que ponen en contraste el peligro de las estafas en Bitcoin.

Por un lado tenemos SQUID, una criptomoneda inspirada en ‘El juego del calamar’, la famosa serie internacional lanzada por Netflix. Esta altcoin llegó a alcanzar un valor de dos millones de dólares según CoinMarketCap, momento en que fue liquidada por sus creadores poco antes de que estos desaparecieran sin dejar rastro.

En contraste tenemos a Elon Musk y Facebook, cuya red social verificó hace poco una cuenta falsa que se hacía pasar por el empresario. Dicha cuenta estaba siendo utilizada por sus propietarios como reclamo para recibir donaciones de mil dólares en Bitcoin, bajo la promesa de un reembolso doblando el precio.

El juego de las criptomonedas

Sobran las presentaciones con ‘El juego del calamar’, la popular serie coreana de Netflix que ha dado la vuelta al mundo hasta el punto de convertirse en la serie más vista de la plataforma. Gracias a su éxito no tardó en aparecer la criptomoneda SQUID, evidentemente sin ninguna relación con Netflix ni ningún tipo de apoyo oficial.

El juego del calamar

SQUID fue lanzada a finales de octubre logrando un aumento de un 310% en apenas unos días, y alcanzando un valor de 2.861 dólares. Poco después, bajada en picado hasta valer cero. Durante el día de ayer la altcoin se desplomó hasta los 0 dólares, su web oficial desapareció (disponible en caché), y la cuenta de Twitter fue restringida por la plataforma.

La moneda se vendía cómo una forma de jugar a un hipotético juego online basado en la serie que se lanzaría más adelante. Aun así, había pistas suficientes de que todo era una estafa: la web estaba plagada de faltas ortográficas, y solo era posible comprar la cripto, no venderla. Pero nada de eso ha impedido que muchos incautos ignorasen las señales y comprasen la altcoin, subiendo su precio como la espuma en muy poco tiempo. Se cree que los autores podrían haberse desembolsado 3,38 millones de dólares.

Y luego tenemos a Elon Musk. Musk probablemente la figura mediática que más envuelta se ha visto en Bitcoin: un simple tuit suyo basta para agitar la marea y hacer subir los precios una barbaridad. Por ese motivo siempre ha sido víctima de reiterados intentos de estafa, desde gente haciéndose pasar por él, hasta incluso perder ocasionalmente su cuenta de Twitter. Lo último ha sido un engaño a Facebook (plataforma que abandonó en 2018) para conseguir una cuenta verificada en su nombre. Poco después, más intentos de estafar a la gente con Bitcoin.

Estafa Elon Musk

Facebook verificó por error una página de fans de Elon Musk con 153.000 seguidores que, de hecho, en su propia información reconocía ser una página fan, pero de seudónimo empleaban el nombre ElonMuskOffici, un claro intento por fingir lo que no eran. Solo tenía 11 publicaciones, todas relacionadas con tuits de Musk, a excepción de la última que pedía transferencias de Bitcoin valoradas en 1.000 dólares a cambio de recibir 2.000 dólares de vuelta.

La página fue creada el 28 de julio de 2019 bajo el nombre de Kizito Gavin, sufriendo varios cambios de nombre desde entonces, y pasando a llamarse Elon Musk el pasado 17 de octubre. Para la verificación de Facebook es necesario presentar un documento de identidad o un pasaporte, así que de un modo u otro los estafadores lograron engañar a la red social en este proceso. Meta (empresa matriz de Facebook) no ha ofrecido ningún comunicado al respecto, pero sí se han apresurado en cerrar la página.

Publicado en:
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *