Fallece Sir Clive Sinclair a los 81 años, creador de la mítica ZX Spectrum

Publicado por: Adrián Ruiz
Sir Clive Sinclair

Acaba de fallecer una de las leyendas de la informática, alguien a quien muchos de nosotros le debemos nuestra afición no solo a los videojuegos, sino también al concepto de los ordenadores domésticos para el hogar, y baratos.

En su momento otras compañías no hubieran arriesgado por una tecnología que no estaba al alcance de muchos, pero Sir Clive Sinclair nadó contra corriente cambiando las reglas del juego.

De la Microvision a la Spectrum

Nacido en Londres en 1940, con poco más de 20 años fundó Sinclair Radionics Ltd, con la que produjo en 1961 Microvision, una minitelevisión «de bolsillo» que cabía en la palma de la mano y fue todo un éxito. Poco después llegó la primera calculadora de bolsillo gracias a él, y su empresa siguió creciendo hasta pasar a ser Sinclair Instruments LTD, posteriormente Science of Cambridge, firma bajo la cual fabricó el ordenador MK14 en 1978.

Dos años después llegaría su primer ordenador pequeño, la ZX80, a la cual Sinclair se refería como «el ordenador más barato del mundo». Tenía tan solo un kbyte de memoria RAM, un procesador de 1 Mhz, y un sistema operativo basado en Basic.

Finalmente a la ZX80 le siguió su mayor reconocimiento, la ZX Spectrum, un ordenador que también operaba en Basic y contaba con versiones de 16 y 48 kbytes. Empezó sus andaduras en Reino Unido y se extendió al resto del mundo durante los meses siguientes. Para Sir Clive la idea era clara: crear un ordenador que fuera asequible para cualquier persona. Y lo consiguió. La ZX Spectrum fue ampliamente popular entre todos los niños y la excusa perfecta entre los jóvenes para convencer a sus padres de que era necesario un ordenador para estudiar.

ZX Spectrum

Tras el éxito de la ZX Spectrum Sir Clive Sinclair continuó probando con nuevos productos, donde hubo tanto éxitos como fracasos. Uno de los más sonados fue la Sinclair C5, un vehículo eléctrico de tres ruedas que nunca llegó a ser homologado para circular debido a su baja altura.

La noticia de su fallecimiento nos ha llegado a través de su hija, Belinda, que ha declarado a The Guardian la muerte de su padre en su casa de Londres, este jueves por la mañana, tras una larga enfermedad. En el comunicado declaraba lo siguiente: «Era una persona bastante asombrosa. Por supuesto, era muy inteligente y siempre estaba interesado en todo. Mi hija y su esposo son ingenieros, por lo que él estaría hablando de ingeniería con ellos».

El estado de salud de Sir Clive Sinclair era conocido, y debido a su avanzada edad ya se esperaba este triste desenlace. Tras su muerte, Clive Sinclair deja atrás una hija, dos hijos, y una larga descendencia de nietos y biznietos. Pero sobre todo, deja atrás una gran generación de aficionados y entusiastas de la informática gracias a él.

Fuente: The Guardian
Publicado en:
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *