GitHub, GitLab y Bitbucket, ¿qué repositorio es mejor para trabajar?

Publicado por: Adrián Ruiz
Git

Hace poco os hablamos de las mejores herramientas que podemos encontrar para un desarrollador web, y en artículo hablamos un poco de Git y los tres repositorios en línea más populares del momento: GitHub, GitLab y Bitbucket.

Desde hace mucho tiempo Git se ha convertido en una fantástica herramienta que sirve de gran ayuda para toda clase de desarrolladores, especialmente empresas y equipos grandes. En este sentido podemos optar por el uso de servidores internos para el trabajo en equipo, pero hoy en día con el teletrabajo es necesario más que nunca compartir nuestro trabajo en línea.

Sin embargo a la hora de escoger el servicio más adecuado para nuestros propósitos tenemos una variedad donde escoger, y encontraremos lo que más se adapte a nuestras necesidades en uno u otro. Así que sin más, revisemos los tres más populares, qué nos ofrecen, ventajas e inconvenientes.

GitHub

GitHub

Por tamaño y popularidad GitHub es el primero de todos y la opción favorita para almacenar toda clase de proyectos en Git. Está diseñado para permitirle a cualquier usuario crear repositorios con extrema facilidad y manejar fácilmente el control de versiones.

¿Y por qué GitHub es tan popular? Os estaréis preguntando. En parte se debe a por su longevidad, por otro lado porque nos permite fusionar y dividir versiones uniformes con herramientas visuales muy útiles y otras para navegar de forma intuitiva a través del historial de desarrollo, nada de líneas de comandos y rebuscar entre códigos.

Ventajas:

  • Ofrece seguimiento de errores, permitiendo mejorar la calidad de nuestro código con un registro de todos los errores detectados en el proyecto.
  • Los repositorios permiten realizar una búsqueda rápida y eficiente. Es posible encontrar cualquier línea de código en cualquier repositorio público.
  • Una comunidad de más de 30 millones de desarrolladores de todo el mundo que aporta un flujo constante de proyectos, ideas y experiencia.
  • Todos los repositorios no solo se pueden clonar en Git, también es posible descargarlos en archivos. También se puede importar con SVN y TFS.
  • Posibilidad de colaborar en el desarrollo de otros proyectos y que otras personas colaboren en los tuyos.
  • Compatibilidad de código fácilmente configurable para cualquier host en la nube.

Desventajas:

  • No es completamente gratis, para ciertas funciones es necesario una suscripción Premium.
  • Repositorios limitados a 1 GB de datos y archivos a un máximo de 100 MB

GitLab

GitLab

GitLab sigue una filosofía muy similar a la de GitHub, empezando por un control de versiones Git casi idéntico. Pero hay matices, por su puesto, empezando por GitLab SaaS («software como servicio») y GlitLab Community, una alternativa para usuarios individuales.

GitLab SaaS lo que nos permite es instalar y ejecutar nuestros repositorios en un servidor en la nube mediante varios proveedores. De esta manera podemos usar el software de manera ágil y configurarlo sin necesidad de realizar más instalaciones. Por otro lado la instalación manual se puede realizar en un servidor propio, lo que nos ofrece mayor flexibilidad. Esto se traduce en total libertad a la hora de realizar instalaciones: puedes controlar libremente las copias de seguridad, las actualizaciones, o instalar los recursos adicionales que necesitemos para casos concretos.

Ventajas:

  • No hay que pagar. Cualquier usuario puede tener tantos repositorios como quiera, incluyendo repositorios privados. Para el plan empresarial si hay que pagar, pero este solo agrega algunas características adicionales, como una mejor interacción con herramientas en línea, el flujo de trabajo o la administración de servidores.
  • El propio servicio es de código abierto, a diferencia de GitHub.
  • Ofrece seguimiento de errores y edición de código en línea.
  • Integra LDPA, que nos permite localizar y acceder a recursos de otros servicios en línea.
  • También permite importar a Git.

Desventajas:

  • Es robusto, por lo tanto poco eficiente, a veces tarda demasiado en cargar recursos.
  • Es habitual experimentar toda clase de problemas técnicos.

Bitbucket

Bitbucket

Igual que GitLab, Bitbucket sigue un camino similar al de GitHub. La diferencia que hace más especial a Bitbucket es que va más orientado al desarrollo profesional, es decir, empresas y equipos de desarrollo. Esto se debe a que ofrece una serie de ventajas útiles para profesionales, como la integración con Jira, repositorios privados gratis, o revisión avanzada de códigos.

El mayor aliciente es que sus precios son más flexibles y baratos que los de GitHub y GitLab, y se adapta fácilmente para equipos de trabajo.

Ventajas:

  • Incluye gratis repositorios privados ilimitados para equipos de hasta un máximo de 5 miembros, y un máximo de 500 minutos de compilación. En cambio si queremos más solo hay que pagar 5 dólares por usuario al mes, frente a los 21 dólares de GitHub.
  • A diferencia de las búsquedas mediante indexación de GitHub, Bitbucket emplea una búsqueda semántica capaz de analizar la sintaxis de nuestro código. De este modo hay más probabilidad de acierto a la hora de realizar búsquedas de un bloque de código específico.
  • Incluye funciones como la creación de una lista blanca de IPs y verificación de dos pasos para administradores. También aporta un control exhausto sobre quién puede ver, enviar o clonar tus repositorios si este es privado.
  • Dos alternativas para rastrear posibles problemas y errores de código: Trello como alternativa gratuita, y Jira como opción de pago.
  • Es posible importar proyectos desde Git, GitHub, CodePlex, Google Code, SVN y Excel.
  • Ofrece planes especiales para estudiantes y profesores.

Desventajas:

  • A diferencia de GitHub, no es de código abierto.
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *