La regulación de Protección de Datos de la Unión Europea pide la prohibición del reconocimiento facial en espacios públicos

Publicado por: Adrián Ruiz
Cámaras de seguridad

La regulación de protección de datos de la Unión Europea ha solicitado una prohibición general del uso de la inteligencia artificial para el reconocimiento facial y otras señales biométricas o del comportamiento humano en espacios públicos. Se trata de una petición conjunta entre la Junta Europea de Protección de Datos (EDPB) y la Supervisión Europea de Protección de Datos (EDPS).

Por otro lado, también han señalado que el uso de una IA para crear una «puntuación social» también debería estar prohibido por la ley.

Una ley entre la IA y la privacidad

En el objetivo propuesto por la EDPB y la EDPD contempla prohibir cualquier IA de reconocimiento de rostros, voz y movimientos, huellas dactilares, ADN, pulsaciones de teclas, y otras señales biométricas o de comportamiento, independientemente del contexto, siempre y cuando sea en áreas de acceso público. Los organismos creen que debería ser ilegal que los sistemas de inteligencia artificial utilicen datos biométricos para categorizar a las personas, especialmente en grupos basados por etnia, género, orientación política o sexual, o cualquier otra clasificación por la cual podrían ser discriminados.

Otra de las peticiones del organismo también es la prohibición del uso de la IA para «inferir en las emociones de una persona»: solo debería estar permitido en situaciones específicas, por ejemplo, por razones médicas.

Esta propuesta de los reguladores podría ser una respuesta a la nueva regulación sobre inteligencia artificial de Comisión Europea. Dicho documento propone una prohibición de la IA basándose en niveles de riesgo y con severas sanciones en caso de un mal uso, mientras que las autoridades tendrían mayor libertad de uso, por ejemplo, para prevenir amenazas inminentes o para encontrar menores desaparecidos.

“La identificación biométrica remota en espacios de acceso público significaría el fin del anonimato en esos lugares”, explica la presidenta de EDPB, Andrea Jelinek en el comunicado oficial. Por otro lado el supervisor europeo de protección de datos, Wojciech Wiewiórowski, puntualizó lo siguiente: «Una prohibición general del uso del reconocimiento facial en áreas de acceso público es el punto de partida necesario si queremos preservar nuestras libertades y crear un marco legal para la IA centrado en el ser humano. La regulación propuesta también debería prohibir cualquier tipo de uso de IA para puntuaciones sociales, ya que va en contra de los valores fundamentales de la UE y puede conducir a la discriminación».

La EDPB está constituida por organismos de protección de datos de cada país de la Unión Europea, mientras que la EDPS se encarga de garantizar que las instituciones y órganos de la UE respeten los derechos de las personas en materia de privacidad y protección de datos. En la propuesta de la Comisión Europea se designa a la EDPS como la autoridad competente para supervisar las distintas agencias de la Unión Europea.

A todo esto, la petición de la EDPB y la EDPS se debe, por un lado, porque los reguladores piden más transparencia y aclaraciones sobre la nueva regulación. Por otro lado han expresado su preocupación de que la propuesta esté excluyendo «la cooperación internacional en materia de aplicación de la ley».

Imagen: Unsplash
Publicado en:
¡Síguenos!

Si te ha gustado el artículo síguenos para no perderte nuestras publicaciones:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *